viernes, 6 de marzo de 2009

Mi canción de boda


El otro día estuve en una boda y me paso una cosa muy curiosa. Cuando los novios entraron en el restaurante, sonó una canción de Bruce springsteen. No era una canción cualquiera, era MI CANCIÓN! la canción que decidí, con 13 años, que seria MI CANCIÓN DE BODA. ¿Saben de que les hablo no? si, aquellas chorradas que sueñas de pequeñita y que luego te das cuenta a los 30 años que no solamente NUNCA HARÁS sino que alguien ya lo ha hecho por ti. Es como la amiga que tiene un hijo y le pone el nombre que tu habías elegido ¡es frustante! Quizás jamas te cases y nunca tengas hijos. Es lo mas probable, pero tus sueños son tuyos y nos es justo que alguien los cumpla por ti. Aunque lo de Bruce Springsteen es demasiado común como para enfadarme. Sin ir mas lejos, mi amiga Sandra, me acaba de recordar el concierto en el Camp Nou y un articulo que escribí dedicado a mi padre y al Boss.
Ahí va. dedicado a Sandra, al Boss, a mi padre... y a la Vane, que también estuvo en el Camp Nou... y a la amiga que me robó la canción, por supuesto.

Hace 20 años, ocurrió un hecho que marcaría mi vida para siempre. El 3 de agosto de 1988,mi padre me invitó a un concierto de Bruce Springsteen. Fue en el Camp Nou, Barcelona, yo tenía 13 años. A parte de descubrir al que sería mi ídolo para siempre, os puedo asegurar, sin ningún tipo de duda, que aquella noche, desperté sexualmente. Springsteen vestido de negro y con chaleco tejano, junto a la E Street Band, tocando la primera pieza de la noche, Tunnel of Love… Desde entonces me gustan los hombres muy hombres, con talento, con una gran sentido de la ética y con un buen culo. Desde pequeñita que en lugar de esperar a mi príncipe azul, espero a un Bruce Springsteen que dé sentido a mi vida y me ame para siempre. De momento, no ha llegado. Pero han llegado unos cuantos que si los juntamos con Bruce, han ido marcando mi vida emocional. Me besaron por primera vez con Dancing in the dark, bailé como una loca con Because the night, perdí la virginidad con Thunder Road, follé muchísimo con Born to Run, Happy me rompió el corazón, me abrazaron muy fuerte con Factory, lloré a mares con The River, Sad Eyes me hizo crear un monton de cosas, me lo pasé bomba con Old Dan Tucker y mi bar favorito anuncia que cierra sus puertas al son de Fire a las tres de la madrugada.
Cuando escucho una canción de Bruce Springsteen en un bar, en una discoteca o en casa de alguien, tengo siempre una sensación que define perfectamente mi estado de ánimo. Puedo saber si soy feliz o no, solo escuchando una canción suya. De hecho, he pasado algunos periodos de mi vida sin poderlo ni ver. Me perdí un gran concierto en el teatro Tivoli por estar pasando una mala racha personal. Y aunque Happy me sigue rompiendo el corazón cada vez que la oigo, pienso que este regalo, de llevar a una niña de 13 años ante 90.000 personas, para ver a un tío como Bruce Springsteen y su banda, es el mejor regalo que un padre le puede hacer a su hija. Por ese motivo, el día 19 de julio de 2008, seré yo, quien invite a mi padre al CAMP NOU para ver al gran Boss. Se lo debo. Será lo mismo, pero 20 años mas tarde. El mismo lugar, la misma gente, la misma Street Band, el mismo clima... aquella sensación mágica cuando se apagan las luces y sale él... tan autentico, tan cercano, tan guapo... y diga aquello otra vez: “Hola Barcelona, ja sóc aquí” . Solo espero que mi padre disfrute del concierto y no se duerma, que todo puede ser. Han pasado 20 años.

4 comentarios:

  1. Gracias guapa. Me ha gustado mucho tu artículo. Me lo he leido sin dejar de sonreir y con un puntito de emoción. Supongo que Bruce fue una particular fuente de inspiración para todas a las que nos pilló de adolescentes.. Yo no perdí mi virginidad con una de sus canciones, pero durante muchos años soñé que la perdía con él. La culpa, un artículo de la Superpop en el que una pelirroja contaba como en un concierto su ídolo la había sacado a bailar al escenario en cierta canción y al final del concierto … pues eso. No decia nombres pero para mi estaba clarísimo… Durante un tiempo la maldije a ella y a mi pelo castaño.
    También Bruce juega un papel muy particular en la relación con mi padre que justamente desde esa época siempre ha sido conflictiva. Bruce fue y sigue siendo el punto de encuentro y de paz. Ahora está bastante enfermo, por eso el 19 de julio de 2008 me lo llevé al Camp Nou. Nos lo debía. Como tu dices, fue el mejor regalo.
    Gracias Imma por rescatar tu artículo. Hacía tiempo que lo esperaba y ha valido la pena. Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Gràcias guapetona y sabes que? recuerdo perfectamente el articulo de la Super Pop!!! Y tambien me acuerdo de la decepcion al saber que la chica del vidoeclip de Dancing in the dark era la Monica Geller de FRIENDS!!!! Cada concierto del Bruce, una sueña que la sacarà a bailar... Madre mia, si es que somos unas princesas! Mua:-)

    ResponderEliminar
  3. Tú y tu Bruce, Imma. Es curioso, cada vez que escucho The River me acuerdo de ti y de un concierto en La Monumental, en que estuvimos en la parte trasera del escenario. Nunca se me olvidará que todos te dejamos "disfrutar" de ese momentazo, coto privado tuyo y de tu querido Bruce.

    ResponderEliminar
  4. si!!!! Compramos la entrada en la reventa, porque estava loca por compartir mi Bruce contigo! que fuerte, como pasa el tiempo!

    ResponderEliminar