martes, 4 de enero de 2011

ESPEJO

Hace mucho, mucho tiempo... en un pais muy muy lejano...Me miro y te veo
te veo y te miro
pero no soy yo
es como una Sust sin miedo.
O mejor, es como una Sust que parece que no tiene miedo.

Hoy una amiga me ha dicho que soy una persona muy segura y que tengo las cosas muy claras. ¿En serio? No lo tengo tan claro. Dudo, aunque sé porque. Tengo miedo y también sé porque. A lo mejor, la clave está en estar segura de tus defectos. Entonces, estomáticamente (que viene de estomago) dejan de serlo y te conviertes en una persona segura ante los ojos del mundo.

Te miro otra vez
si, es como una Sust sin miedo
mejor, eres como yo
coño, si soy yo
me estoy mirando en un espejo y no me había dado cuenta.
Te miro otra vez
¿Sabes cual es el colmo del egocentrismo? Enamorarse de uno mismo. No, eso es narcisismo.
Vale, ¿que pasa cuando te encuentras con eso pero en los ojos de otro? cuando miras y te ves pero la imagen del espejo es otra. Cuando te escuchas hablar y te gustas porque te reconoces. Solo dudas porque no puedes sentir dentro de otro. Puedes mirar, oler, reconocer, visualizar, escuchar... pero ¿sentir? ¿Puedes sentir exactamente lo que siente el otro? Lo imaginas, lo compartes y lo miras, pero realmente nunca lo sabrás. Somos seres tan únicos los humanos, que algún día se tendría que inventar una maquina para podernos meter dentro de alguien y saber que significa para él, miedo, ansiedad o felicidad. Sentir dentro de él. Mientras tanto, nos tendremos que conformar con nuestros propios sentimientos, que últimamente, están de lo más revolucionados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario