sábado, 2 de enero de 2010

LOCURA

La que no se deja ayudar está mal. Muy mal. La quiero pero me saca de quicio. me desquicia que no vea su locura, que la ignore, que la utilice para maltratarme y que no se de cuenta que está mal de la cabeza. El problema no es decirle que está loca. Se lo he dicho un montón de veces, le he dado el teléfono de un psicólogo... nada que hacer. Sigue haciendo locuras y parece que no tiene cerca a nadie que lo vea, a nadie que la quiera. A mi he ha tenido mucho tiempo, demasiado... ha llegado la hora de aceptar, que no hay que querer a las personas incondicionalmente, No, ellas tienen que quererte también a ti, ni que sea a través de su locura. Solo un poquito. No hay que comérselo todo solo por el hecho de que viene de un loco. Esa excusa ya no vale. No me importa tu locura. Acabará por volverme loca a mi. Lo siento. Y lo siento de verdad. AMÉN

1 comentario: