jueves, 4 de febrero de 2010

:-) A LA VIDA


Hoy he recibido una de las mejores noticias de mi vida. El ayuntamiento de Barcelona, me ha comunicado por mail, que el pozo de extracción de arena para construir el túnel del Ave no se hará delante de mi casa como estaba previsto, sino dos calles más a la derecha. ¡Bien! No morirán mis plantas ahogadas por el polvo, los chinitos del bar de abajo seguirán haciéndome el café cada mañana y el quiosco no tendrá que cerrar y me podrá seguir vendiendo el periódico a diario. ¡Ya no estamos arruinados! Porque esto era lo que significaba ese maldito pozo delante de mi casa. ¡La Ruina! Sobre todo para los que tienen un negocio y lo tienen que cerrar durante los meses que duren las obras. ¿Lo peor de esta historia? Que mi alegría va unida con la desgracia de mis vecinos. Los que viven a dos calles de mi casa. No es justo. La única solución pasaba por no agujerear la ciudad de Barcelona y dejar la Estación de Sants como referencia. Es como la Atocha de Madrid. ¿Verdad que no hace falta que el AVE llegue a Atocha y a Chamartín? Pues eso. Pero mis vecinos no pedíamos que el AVE no atravesara la ciudad, pedíamos que lo hiciera por el litoral. El AVE POR EL LITORAL se podía leer en las pancartas. Yo nunca colgué la mía. No me pareció justo. En el Litoral también viven personas. Me repugnaba la idea de que perforaran mi calle pero no me parecía correcto pedir que perforaran la de otro. Mi pancarta decía NO AL AVE y punto. Y creo que hoy he sido recompensada por ello. A veces, la vida te sonríe. Pero creo que es porque yo la sonreí primero a ella.

1 comentario:

  1. Hola nena, he trobat el teu blog i m'agrada moltíssim. Però quina foto més lletja! Només se't veuen els peus que (i ja saps que t'estimo molt) no són precisament la cosa més bonica que tens.

    Petons,
    M.T.

    ResponderEliminar