martes, 2 de noviembre de 2010

PONTE LOS ZAPATOS





¿Que le pasa al mundo? ¿Porque hay personas que están SIEMPRE cabreadas o simplemente son bordes? Hoy me he levantado mas pronto de lo normal, me he propuesto ir al gimnasio por la mañana y me hecho a la idea de que lo haré cada día. Me cuesta levantarme pronto y esto puede ser una buena excusa. Cada día a las 10 tengo clase de gym. Me gusta ir al gym y dar clases de abdominales, estiramientos, fit, etc... No me gustan las clases de bailar ni quiero sacar el hígado por la boca. Solo quiero relajarme. Por las tardes tengo una profe muy guai que se llama Celeste. Su nombre me gusta y ella también. ES canaria, divertida y muy alegre. Cuando llego a su clase, me saco los zapatos, cojo una esterilla y respiro hondo... entonces llega ella, sonriendo como siempre, dice lo que tenemos que coger (pesas, palos, etc... ) y nos ponemos manos a la obra. Me gustan sus clases porque a parte de fortalecer, me relajan. Bueno, a lo que iba. Hoy he llegado toda contenta a las 10 al gym. He preguntado en recepción como se llamaba la profe, mas que nada para presentarme. Esther. Ok, gracias! llego a la clase, me saco los zapatos y cojo mi esterilla... empieza mi proceso de relajación. Respiro... llega Esther, antes de que pueda presentarme me dice: Recoje la esterilla. Lo hago. Entonces, cuando apenas llevamos ni un minuto de clase, me dice: Tienes que ponerte las bambas yo le digo que prefiero no hacerlo. Ella insiste. Yo me largo de la clase soltando un: Muy bien, pues me voy, muchas gracias y ella contesta con un rabioso: de nada

Mira, me he puesto de tanta mala leche que he ido corriendo a recepción a quejarme. MI queja ha sido esta: LA PROFE ES UNA ESTÚPIDA Y UNA ANTIPÁTICA. Ustedes a lo mejor piensan que soy una exagerada, pero no. Cuando uno va de buen humor por la vida, feliz, sonriendo, saludando a todo el mundo, de buen rollo como voy yo siempre, es una putada encontrarse con seres así. Me he sentido como si me tiraran un jarrón de agua congelada en la cabeza. Sé que toda la culpa no es de la profe, sé que yo tengo parte de culpa por ser tan emocionada, por darle tanta energía a todo y por esperar siempre que la gente sea guai! y no, hay gente borde, hay gente que no saluda, hay gente que no sonríe nunca, hay gente que esta amargada!!!! ¿Que es su forma de ser? igual si. Pero para dar clases, de lo que sea, creo que tendría que ser obligatorio estar de buen humor. ES imposible comunicar de mala leche.


Y luego esta el tema de los zapatos que también tiene su cosa. Me encanta ir descalza, me encanta sacarme los zapatos cuando llego a casa, me encanta recordar cuando era pequeña y corría descalza por mi cuarto verde. tenia moqueta verde y podía ir si zapatos. Me dan rabia las personas que te obligan a quitarte los zapatos cuando llegas a su casa. Parece una contradicción pero no lo és. Hay que estar muy relajado y muy a gusto para sacarte los zapatos y andar descalza en un hogar que no es el tuyo. Y eso no se puede obligar. Ni una cosa, ni la otra. Ponte los zapatos o sácate los zapatos. Hay que sentirlo, como lo sentia yo en mi gimnasio. Lo sentía hasta HOY, que esta profe mala no me ha dejado ser YO.


Esta tarde, a las 20:00, lo voy a arreglar. Voy a dar una clase con Celeste. Para sacarme la mala vibra. Llegaré, me sacaré los zapatos, cogeré mi esterilla y respiraré. ¿Y sabéis qué?, soy feliz. Porque sé que esto es lo que pasará. Espero :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario