lunes, 27 de diciembre de 2010

El juego de la oca


Cuando lo pasas mal, cuando lo ves todo negro, cuando te encuentras dentro de un pozo y crees que nunca vas a poder salir, siempre hay alguien que te dice: Tranquila, lo que no te mata, te hace mas fuerte. En ese momento, no haces ni caso y crees que es la chorrada más grande del universo. Nada te hará ver la luz. Pero pasa el tiempo, creces, te haces mayor y te das cuenta de que eso, es absolutamente cierto y te sientes muy bien. Eres más fuerte.
Entonces te encuentras otra vez en un momento malo y te agarras a aquello y piensas: A mi esto, no me hunde. Estaré triste unos días, me emborracharé, haré el ridículo y me mostraré frágil y vulnerable. Pero rápidamente, me levantaré, respiraré y gritaré.
Solo me tortura una cosa. Aprendí mucho cuando bajé a los infiernos y sé que me ahorro un montón de dolor en un futuro. Pero, ¿era necesario jugar esa partida? ... Igual si. Solo para poder terminar el juego en el que me encuentro ahora. El juego de la oca. Creo que voy a perder. Después de unas cuantas tiradas muy chulas, yendo de oca en oca, he caído en el pozo. No es un pozo muy hondo, pero me puede tener un tiempo sin jugar (creo que son 3 tiradas) y no creo que gane. ¿Y saben que? yo sobreviví jugando una partida de Texas Holdem que duró una eternidad. Y pensando en eso, creo que no voy a ganar el juego de la oca. Y no voy a ganar porque creo que no quiero jugar. Abandono. Me retiro. Si no se puede apostar todo. Si no hay un ALL IN, el juego no tiene ninguna gracia. Y señores, les contaré un secreto. Tengo un par de ASES. Me los guardo, para la próxima partida.
todo o nada
follar o morir
te quiero o no te quiero
ALL IN. ¿Alguien da más?

2 comentarios:

  1. http://unsolouso.blogspot.com/

    y tira porque te toca..

    ResponderEliminar
  2. Puede ocurrir que uno pierda con un par de ases, pero mejor perdelo todo con esa mano que hacerlo con una pareja de ochos. Por lo menos, pierdes con dignidad.

    ResponderEliminar