domingo, 2 de enero de 2011

echo de menos


Ni la cama revuelta, ni el zumo de naranja ni las revista abiertas. Lo que realmente echo de menos y desde hace ya un tiempo es la televisión. Y cuando digo televisión, no me refiero al receptor, a la caja o la maquina. Me refiero al arte. Si señores, hubo un tiempo en que la televisión era ARTE. Los informativos informaban, todo lo que decía la caja era cierto y si daban una peli buena, quedabas con amigos para verla. Para una soltera como yo, la tele era mi gran compañía. Llegaba a casa la encendía Y me ponía a hacer lo que fuera. No me sentía sola. Incluso cuando llegaba de trabajar a las tantas de la noche, necesitaba mi dosis diaria, ni que fueran las 2 o las 3 de la madrugada. Me encantaba la tele. ¿Pero que narices me pasa ahora? No dan nada. Me aburre. Ni siquiera la enciendo. Y yo que soy de leer poco porque el silencio me da miedo y si pongo música me distraigo, no sé que narices hacer cuando estoy sola en casa con mi Perra. Mirar series. Si, miro un montón de series. Llega un momento que también aburre. El hecho de tener todas las películas y series del mundo a nuestro alcance es una mierda, en serio. Me agota, me agobia, me desespera. Y si se da el milagro de que hacen algo interesante (un convidat, un 30 minuts ...) no lo vemos en directo. Lo vemos por Internet. En una pantalla enana. No me gusta. Me gustaba el directo. El si no lo vemos ahora o no lo hemos gravado, nos lo perdemos para siempre. Tengo un montón de cintas gravadas de la tele que no sirven de nada. Recuerdos de un tiempo donde todo tenia sentido.
Ahora, cada vez me voy a dormir más pronto y me levanto antes. Mi perra me lo agradece y yo que me aburro. Echo de menos muchas cosas de la tele de antes:

- las llamadas de mi amigo Spin a las dos de la madrugada para comentar
- Las primeras palabras de Sardà en el Cronicas
- Las idas de olla del Tomate
- Mikimoto
- Sense Titol
- La vida en un xip!
- Ver V con mi familia comiendo palomitas de mi madre con una bandeja amarilla
- Los payasos de la tele
- Presentadoras como Alaska
-Videoclips (tengo una cinta BETAMAX llena de videoclips)
- dibujos después del telediario
- les 1001 en verano

A lo único que no hemos renunciado es a tomarnos la uvas mirando la tele y no me negaran ustedes que es antiguo, ñoño y muy freak. Ni siquiera la palabra freak tiene sentido ahora. Me acuerdo cuando la usaba en mi programa en BTV, me cansaba de contar a los invitados su significado... Si, todo viene de una peli FREAKS de Tod Browning (1932). La traducción literal es monstruo, pero en realidad significa diferente, original...¡nada! eso también ha cambiado, ahora el FREAK es lo peor. Y la culpa la tiene la tele. En serio, estoy mas que harta, Un día d estos, cojo mi televisor y lo tiro por la ventana. Eso, o me rapo la cabeza otra vez, pero algo hay que hacer. ¡Estamos ya en el 2011! recuerdo aquellos tiempos en que nos preguntábamos cuantos años tendremos en el 2000... Y parecía muy muy lejos. Ya estamos en el 2011 y ahora que lo tenemos todo, no tenemos ganas de ver nada. Maldito futuro.
FELIZ AÑO NUEVO

6 comentarios:

  1. plas plas plas... tens tota la raó!

    ResponderEliminar
  2. JO de veure v NO ME'n recordo. recordo que no em deixaven veure a cor obert. Que ja em diras! i et recordo a tu amb la cinta beta gravant videoclips cada diumenge al mati com una freak total que si no ho gravaves al segon just et tronaves loca. i recordo, tambe esborrar-te cintes per gravar coses meves, jeje,.
    bon any des de lisboa!!!
    marta

    ResponderEliminar
  3. A tu no et deixaven veure A COR OVERT i a mi no em deixaven veure DINASTIA!!! jajajaja Guapa!!!! Bon any!

    ResponderEliminar
  4. Ens queda internet....la tele ha mort

    ResponderEliminar
  5. Ostres... Potser en el fons el que enyores és el passat més que la tele en sí. Moments de felicitat en els quals la tele era un ingredient, el record del qual s'ha convertit en el detonant que ara fa explotar la teva nostalgia. Sovint també em trobo enyorant aquests "ingredients", que objectivament són pitjors que els actuals (tele vs internet...!), però que enyorem perquè anaven integrats en moments que sí que eren més feliços que els presents.
    Visca la tele dels '80 i '90!, visca encara més internet! i visquem també nosaltres prous anys per a enyorar internet el dia que s'inventin alguna cosa encara millor...!

    ResponderEliminar
  6. Jo trobo a faltar un programa que es deia: 'No tenim criteri' i la seva esbojarrada presentadora, una tia autèntica, singular, amb una creativitat única en les formes.. Pensava que això era l'inici d'un nou temps, una tendència generacional nova, un anunci de l'avenir... però no, no era això, simplement es va colar una artista a la caixa tonta fins que els mediòcrates (mediocritat+buròcrates?) van tornar a instaurar el seny i van esporgar qualsevol brot de rauxa .. Imma, ets massa brillant per un temps tan fosc. Com m'agrada que ens deixis compartir un trosset teu.. no t'apaguis mai!

    ResponderEliminar