domingo, 30 de enero de 2011

La maldita ereutofobia

Me pongo roja
muchas veces
sin querer

supongo que es lo mismo que le pasa a la gente que tiene tics. Que sin querer su cuerpo reacciona de una determinada forma. Mi cara roja no tiene criterio ni sentido alguno y si lo tuviera, yo no tengo ni idea de cual es.

me pongo roja, a veces:

cuando me para alguien por la calle
cuando hablo en publico sin cámaras delante
cuando me dicen cosas bonitas
cuando me enfado
cuando me hacen sentir vulnerable
cuando me siento avergonzada
cuando me hago pequeña

cuando me pongo roja y me doy cuenta
entonces, todavía me pongo mas roja

me delata, a veces
me da rabia
mi cara habla por mi aunque yo no quiera
y no siempre tiene razón
algunas si

la gente tiende a malinterpretarte
estará triste...
estará averngonzada ...
habrá pensado esto...
habrá pensado lo otro ...

¿no quieres no?
¿no te gusta no?
¿mejor me marcho no?
¿mejor lo dejamos?

y tu que piensas, nooooo
sangre, ¿que narices haces?
porque subes a mi cabeza de esta forma tan brusca
que es lo que quieres?
es el puto subconsciente, que te boicotea
el muy cabrón

hay quien dice que es ansiedad imposible de disimular
no lo sé
Ereutofobia, es el miedo a ponerse rojo
Yo no tengo miedo
pero me fastidia un montón
es como llorar delante de alguien que te gusta
desafinar en publico
o que se te escape un pedo en medio de un ascensor

¡No pasa nada, dirán algunos!
pero si pasa
A mi, me fastidia un montón
en serio

lunes, 24 de enero de 2011

MONTANDO

Siempre me ha gustado montar. Montar videos quiero decir. Mi primer trabajo, fue en Oviedo, en el año 96 de ayudante de montaje de una película de LLuis María Güell que se llamaba Primera Jugada. Recuerdo que salían Carlos Fuentes y Juanra Bonet! Cuando lo pienso me parto. Ahora el Juanra está famoso perdido, en Madrid con su monólogo de Gervais http://www.viviendomadrid.com/animales-juanra-bonet/ y yo, de alguna forma, sigo montando. Monto en casa, monto con montadores, monto sola, monto a veces de pensamiento. Monto cuando voy en bus y veo a las personas, pienso en los planos , los travellings que me hace el bus y el ambiente de calle mezclado con a música de mi ipot. Buscando la sincronización. A veces, cuando a vida no sale como uno quiere, cuando está todo desincrónico, lo mejor es pensar en clave de montaje. Pongo todos los planos en orden, los observo el tiempo que haga falta (la paciencia y la calma son muy importantes) y luego coloco cada cosa en su sitio... si después de eso haces un visionado y algo no suena como tiene que sonar, siempre puedes llevar el vídeo a protools para que le den un buen meneo. Alex Vilches es un crack en eso. Su Sala es como un centro de psiquiatría para vídeos. Te recibe siempre con una sonrisa y te deja el vídeo perfecto para lanzarlo al mundo. Miedos fuera. También me gusta montar en sueños. No se como pasa pero pasa. Trimas las situaciones. Las alargas más de la cuenta. Me gusta no montar. A veces. Dejar las cosas tal y como están. A eso se le llama plano secuencia y seria, en el mundo real, la perfección. Un plano entero, donde todo queda bien y no quiero cortar nada. Me gusta como está. Libre, largo y con su sonido ambiente. Así me encuentro ahora, montando un vídeo de un hombre de cama. Me gusta como queda y queda como es. Bonito.

martes, 18 de enero de 2011

Gustera

Me tiro muchos meses con poco trabajo y mucho tiempo libre. Aprovecho el tiempo para hacer cosas, ir al cine, al teatro, relajarme, gimnasio... no puedo salir demasiado, porque al no tener trabajo, tampoco tengo dinero y claro... no me lo puedo gastar. El drama de siempre. Cuando tienes trabajo tienes pasta pero careces de tiempo y cuando tienes tiempo, careces de trabajo y de dinero para hacer cosas.
Pero el otro día me pasó una cosa extraordinaria. Me llamaron por teléfono y me ofrecieron un trabajo de reportera en la Sexta. Unprograma de animales. Los que me conozcan sabrán que adoro más a los animales que a muchas personas, con lo que esta noticia me hizo mucho más que feliz. Volveremos a trabajar cada día, de rodajes, agendas apretadas, estrés, entrevistas, conocer gente, planos, cámaras, situaciones, ¡experiencias! Que lujo de trabajo este que tenemos. El día que me dieron la noticia, era viernes. ¿Y yo que hice? Sabiendo que empezaba a trabajar el lunes, me largué a mi querida Tossa a disfrutar de mi día de vacaciones. Llevaba muchos días sin trabajar, pero ese viernes fue mi primer día real de vacaciones. Primero y último. Tumbada en la playa, tomando el sol en bikini en pleno mes de enero, no podía parar de pensar… que bien estoy. Que paz. Esto es la felicidad. Estoy de vacaciones.
Luego vinieron 24 horas, como las llamaremos ¿gustosas? alguien me dijo… todavía me dura la gustera … y una piensa ... gustera … que palabra tan bonita y que razón tiene mi amigo. Si señor. Gustera es la palabra. El tiempo es tan relativo … Un día de vacaciones puede cundir más que un mes y en ocasiones, un minuto puede durar una eternidad. Lo divertido es convertir esta paz en gustera y que te dure todo lo que puedas. Como esos orgasmos largos, que parece que nunca van a terminar. Que da la sensacion que el tiempo se ha parado pero lo sientes como relentizado.
Consejo: No hay que dejar que los buenos momentos terminen, hay que ser mas rápido que el tiempo, quedarselos para siempre y convertirlos en gustera. Una manera de inmortalizar la felicidad. Mola.

sábado, 8 de enero de 2011

Artista


Me levanto, me cojo un taxi, me voy a una reunión y una mujer que tiene un estudio de fotografía me pregunta: ¿y tu que haces? y yo que le contesto... pues de todo, trabajo en la tele, en la radio, soy artista... en el mismo momento que digo esa palabra, algo retumba en mi interior, y lo que retumba me dice... ¿¿¿¿¿artista???? ¡Va home va! Tú no eres artista. Tu como mucho, eres la marioneta del artista, la titiritera, la Couch, la mujer, la amiga, la madre o la hermana de el/la artista. ¿Y eso no está mal no? pues no. Que pereza da la palabra ARTISTA y que rabia dan los que se definen como tal.
Jugando con una amiga psicóloga a analizar nuestra firma, me pregunta por mi mayor virtud y el defecto que me gustaría corregir. Un ejercicio divertido que os recomiendo. Defectos, me vinieron un millón a la cabeza, pero creo que lo que me gustaría corregir es mi obsesión. Me obsesiono con las cosa. Esto está muy bien en nuestra profesión porque nos hace ser perfeccionistas, buscadores de belleza, críticos, auténticos y muy originales. Lo hacemos bien. En este caso la obsesión es buena. Pero a nivel personal es una mierda. Te obsesionas con algo y no te lo puedes sacar de la cabeza. Cambia de obsesión o búscate un par mas, me decía una amiga el otro día. Y no es mala idea, si tienes 3 o 4 obsesiones, ¿en realidad ya no tienes ninguna no? quiero decir que la palabra obsesión, que proviene del término latino obsessĭo (“asedio”) es una perturbación anímica producida por una idea fija, que con tenaz persistencia asalta la mente. Este pensamiento, sentimiento o tendencia aparece en desacuerdo con el pensamiento consciente de la persona, pero persiste más allá de los esfuerzos por librarse de él. Entonces, si tenemos más de una obsesión, nos vamos librando de todas a la vez cada vez que saltamos de una a otra. Claro que, puedo acabar como Alicia en el país de las Maravillas... rodeada de locura por todas partes... Yo le llamo, ser una yonky de la vida. Que todo te pille. Todo. El mundo esta lleno de cosas geniales. Películas, canciones, obras de teatro, poemas, libros, blogs, cuadros, calles, ruidos, conversaciones, sensaciones, miradas, belleza...
¿Y la cosa buena que tengo? Creatividad dijo mi amiga. Si, ella es muy creativa. Yo creo que no. Yo creo que soy energética. Un motor, dice siempre un amigo mío. La Sust es un motoret. La verdad es que me encanta rodearme de gente con talento, parece que ese es mi karma. Y ellos tienen creatividad, talento y arte, pero de alguna manera, necesitan de mi energía, de mi gasolina. No está mal. Pero claro, como le explicas a alguien que te pregunta ¿Y tu que haces? pues le sueltas cualquier chorrada, como esta de que eres ARTISTA.

No viven mucho los artistas, son poquitos los que logran sobrevivir al trago, al tabaco y al ego. Son los tres males del artista. No, el artista autodestructivo ya pasó de moda, no vale la pena, nadie se debe autodestruir para hacer un poema... nadie, es por falta de talento, que los artistas se empezaron a autodestruir. Convirtiéndose en victimas de ellos mismos, desarrollando un arte fuerte, expresivo pero enfermo. El artista real tiene que tener talento. Desarrollar su imaginación.

Alejandro Jodorowsky

martes, 4 de enero de 2011

ESPEJO

Hace mucho, mucho tiempo... en un pais muy muy lejano...Me miro y te veo
te veo y te miro
pero no soy yo
es como una Sust sin miedo.
O mejor, es como una Sust que parece que no tiene miedo.

Hoy una amiga me ha dicho que soy una persona muy segura y que tengo las cosas muy claras. ¿En serio? No lo tengo tan claro. Dudo, aunque sé porque. Tengo miedo y también sé porque. A lo mejor, la clave está en estar segura de tus defectos. Entonces, estomáticamente (que viene de estomago) dejan de serlo y te conviertes en una persona segura ante los ojos del mundo.

Te miro otra vez
si, es como una Sust sin miedo
mejor, eres como yo
coño, si soy yo
me estoy mirando en un espejo y no me había dado cuenta.
Te miro otra vez
¿Sabes cual es el colmo del egocentrismo? Enamorarse de uno mismo. No, eso es narcisismo.
Vale, ¿que pasa cuando te encuentras con eso pero en los ojos de otro? cuando miras y te ves pero la imagen del espejo es otra. Cuando te escuchas hablar y te gustas porque te reconoces. Solo dudas porque no puedes sentir dentro de otro. Puedes mirar, oler, reconocer, visualizar, escuchar... pero ¿sentir? ¿Puedes sentir exactamente lo que siente el otro? Lo imaginas, lo compartes y lo miras, pero realmente nunca lo sabrás. Somos seres tan únicos los humanos, que algún día se tendría que inventar una maquina para podernos meter dentro de alguien y saber que significa para él, miedo, ansiedad o felicidad. Sentir dentro de él. Mientras tanto, nos tendremos que conformar con nuestros propios sentimientos, que últimamente, están de lo más revolucionados.

domingo, 2 de enero de 2011

echo de menos


Ni la cama revuelta, ni el zumo de naranja ni las revista abiertas. Lo que realmente echo de menos y desde hace ya un tiempo es la televisión. Y cuando digo televisión, no me refiero al receptor, a la caja o la maquina. Me refiero al arte. Si señores, hubo un tiempo en que la televisión era ARTE. Los informativos informaban, todo lo que decía la caja era cierto y si daban una peli buena, quedabas con amigos para verla. Para una soltera como yo, la tele era mi gran compañía. Llegaba a casa la encendía Y me ponía a hacer lo que fuera. No me sentía sola. Incluso cuando llegaba de trabajar a las tantas de la noche, necesitaba mi dosis diaria, ni que fueran las 2 o las 3 de la madrugada. Me encantaba la tele. ¿Pero que narices me pasa ahora? No dan nada. Me aburre. Ni siquiera la enciendo. Y yo que soy de leer poco porque el silencio me da miedo y si pongo música me distraigo, no sé que narices hacer cuando estoy sola en casa con mi Perra. Mirar series. Si, miro un montón de series. Llega un momento que también aburre. El hecho de tener todas las películas y series del mundo a nuestro alcance es una mierda, en serio. Me agota, me agobia, me desespera. Y si se da el milagro de que hacen algo interesante (un convidat, un 30 minuts ...) no lo vemos en directo. Lo vemos por Internet. En una pantalla enana. No me gusta. Me gustaba el directo. El si no lo vemos ahora o no lo hemos gravado, nos lo perdemos para siempre. Tengo un montón de cintas gravadas de la tele que no sirven de nada. Recuerdos de un tiempo donde todo tenia sentido.
Ahora, cada vez me voy a dormir más pronto y me levanto antes. Mi perra me lo agradece y yo que me aburro. Echo de menos muchas cosas de la tele de antes:

- las llamadas de mi amigo Spin a las dos de la madrugada para comentar
- Las primeras palabras de Sardà en el Cronicas
- Las idas de olla del Tomate
- Mikimoto
- Sense Titol
- La vida en un xip!
- Ver V con mi familia comiendo palomitas de mi madre con una bandeja amarilla
- Los payasos de la tele
- Presentadoras como Alaska
-Videoclips (tengo una cinta BETAMAX llena de videoclips)
- dibujos después del telediario
- les 1001 en verano

A lo único que no hemos renunciado es a tomarnos la uvas mirando la tele y no me negaran ustedes que es antiguo, ñoño y muy freak. Ni siquiera la palabra freak tiene sentido ahora. Me acuerdo cuando la usaba en mi programa en BTV, me cansaba de contar a los invitados su significado... Si, todo viene de una peli FREAKS de Tod Browning (1932). La traducción literal es monstruo, pero en realidad significa diferente, original...¡nada! eso también ha cambiado, ahora el FREAK es lo peor. Y la culpa la tiene la tele. En serio, estoy mas que harta, Un día d estos, cojo mi televisor y lo tiro por la ventana. Eso, o me rapo la cabeza otra vez, pero algo hay que hacer. ¡Estamos ya en el 2011! recuerdo aquellos tiempos en que nos preguntábamos cuantos años tendremos en el 2000... Y parecía muy muy lejos. Ya estamos en el 2011 y ahora que lo tenemos todo, no tenemos ganas de ver nada. Maldito futuro.
FELIZ AÑO NUEVO