viernes, 9 de marzo de 2012

LA CAJA

Hace años que cuando corto una relación, termino un trabajo o pierdo a un ser querido (familiar, amigo o perro) cojo todos sus recuerdos y en lugar de destruirlos los pongo en una caja. Primero la caja era un baúl pequeñito. con los años fue creciendo y se ha convertido en una enorme caja rosa. Allí tengo de todo, cartas, dibujos, cintas de vídeo, libros ... pero sobretodo fotos. Muchas fotos de aquella época en que no existían las cámaras digitales y teníamos siempre las fotos en papel.
Como ya saben, me estoy reenamorando de mi casa. Cambiando las cosas de sitio y redecorando. Mi hermana me regaló tres estanterías del Ikea, de esas que puedes poner cuadros encima. Como no voy muy bien de pasta, se me ocurrió, en lugar de cuadros, utilizar fotos. Ordenando y buscando llegué hasta LA CAJA... hacia siglos que no la abría. Pensaba que me dolería. Pero me armé de valor y lo hice. No solamente no me dolió , sinó que he utilizado la tira de recuerdos para redecorar mi vida. Es curioso como el tiempo realmente lo cura todo. Nada me dió pena, sinó todo lo contrario. Recuperé amigos, recuerdos y ¡todos mis perros! ahora mi casa es todavía más mía y LA CAJA está más vacía. Esperando... Dejando sitio para las próximas rupturas que esperaran pacientes, que el tiempo pase para que las vuelva a querer.

3 comentarios:

  1. lo pitjor que et podies haver trobat al obrir-la, hagués sigut veure un jorge javier vazquez diminut pessigan-te.
    gitanillodecorbata

    ResponderEliminar
  2. Acabo de descubrir el teu blog...ostres ..ostres...m encanta...es tant...intimista, mordaç i genial? Ara tinc que tornar a la vida real,pero tornare a per mes...Hauries d escriure un llibre algun dia amb textos del blog...felicitats Imma!!

    ResponderEliminar