miércoles, 4 de abril de 2012

La carpeta de Júlia

Me cuesta mucho no hacer nada. Estoy en la consulta del médico esperando los resultados de una resonancia de rodilla y de repente... noooo. Mi movil sin batería, el cargador en casa y la consulta llena de viejos con cara de no tener ningún cargador encima. Hago un escáner rápido de la sala y tampoco diviso ningún enchufe cerca. No soy persona de tener enchufes. Ni en el trabajo ni en las salas de espera. Miro una revista que tengo en la mesita de al lado que se llama "sala de espera". No es coña. Me deprimo. Solo puedo esperar... Sr González, Sr Prieto, Sra. Asunción... pero nada de Sra. Sust o Sra. Inmaculada, que es como me llaman en los sitios oficiales.
Como no tengo iphone, tampoco tengo hora y el tiempo se me hace eterno. Me levanto, voy a la enfermera del mostrador y le pido un papel y un boli. La chica, muy amable, me da un boli verde, tres hojas y una carpetita de aquellas que van tan bien para poder escribir. Yo las llamo, las carpetitas Julia Otero. Me recuerdan a ella cuando presentaba un programa en tv3. La Columna, se llamaba. Ella decía que el programa se llamaba así, porque la columna lo sustentaba todo. Yo creo, que lo que realmente sustentaba todo y apoyaba todo, era la carpeta. En esa carpeta tenia apuntada la editorial del principio del programa. algo, que echo de menos. Los presentadores de tele ya no empiezan sus programas de forma punzante, mojándose, diciendo cosas inteligentes... (Jordi Evole excepción)
Bueno, yo que soy de ese tipo de personas que siempre anda haciendo listas, antes tenía la casa llena de carpetas Julia Otero. Ahora ya no. Desde que tengo iphone, que ni tengo carpetas y ni siquiera escribo a mano! Al escribir ahora en esa carpeta, me he sentido como antes. Como Julia, pero en pequeño. Yo también tuve mi programa y mi carpetita. Sustentaba muchas cosas. Era en BTV y era muy feliz. Eran otros tiempos, en que los programas duraban 8 temporadas y una tenía que decir que no a muchos trabajos. Lo digo en serio, o alguien me da un trabajo rápido, o voy a acabar saliendo en la tele, pero en la sección de sucesos, porque voy a quemar la sala de espera de este hospital. Odio esperar y me duele la mano de escribir a mano.
PD: Mi carpeta julia, también hace honor a mi adorada abuelita y mi querida madrina. Un nombre muy bonito que se pone demasiado a la ligera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario