viernes, 19 de diciembre de 2014

El pequeño Nicolás: el brazo tonto de la faes

Es un pájaro, es un avión, es una gaviota... ¡No! ¡Es el pequeño Nicolás! La nueva mascota del PP. Un niñato que da grima, un mini Aznar sin bigote que se hace selfies con políticos y que se cree que es el gran Gatsby. ¿Tiene una entrevista? Sí, claro, todos la tenemos; pero visto lo visto, a mí me interesa bastante poco. Lo que en realidad me importa es lo que hay detrás del monstruo. Que se saque la máscara de Darth Vader y que salga el auténtico Anakin Skywalker. El problema es que el personajillo no llega ni a Mortadelo y la tele, como siempre, ya lo ha colocado en un pedestal.
Con una entrevista donde se tira dos horas prácticamente hablando solo, la audiencia del programa Un tiempo nuevo sube más de diez puntos y es trending topic mundial. Y yo me digo: ¡pero si no dijo nada! Fue detenido, acusado de falsedad, estafa y usurpación de identidad; uno de sus más interesantes logros fue el de colarse en distintos parties como la proclamación del rey Felipe VI. ¡Eso sí tiene mérito! Y esa es una de las cosas que me gustaría saber. ¿Cómo se hace? ¿Cómo falsificas una invitación de la Casa Real? ¿Cómo entras en la Moncloa, el CNI o Las Vegas Sands? Todas estas instituciones se han apresurado a decir que no conocen de nada al pequeñín, que solo se trata de cuatro fotos sin importancia. Muy bien, si eso es cierto todavía me parece más grave. ¿Cualquier freaky se puede colar en una ceremonia como la proclamación del nuevo Rey o codearse con las altas esferas del CNI? Pues suerte hemos tenido de que el pequeño Nicolás no sea un pequeño Dexter Morgan y no se haya cargado a nadie. El jovencito solo se codea con gente de derechas y va vestido como si saliera de Cuéntame. Con chófer, guardaespaldas, rodeado de mujeres pechugonas, se presenta como una especie de superhéroe, pero, claro, a la española. Utiliza un vocabulario propio de un señor de 80 años, se manda wasaps con Jaime García Legaz hablando de «tomates» y cuenta solo lo que él quiere contar y cuando él quiere. Controla los tiempos televisivos de una forma terrorífica y fascinante, como si llevara toda la vida haciéndolo. Un pequeño Torrente con ojos azules y sonrisa inquietante al que no le gusta nada que le llamen pequeño Nicolás y que exige que le llamen Francisco Nicolás Gómez Iglesias o Fran. No, amigo, esto no funciona así, te llamaremos como nos dé la gana, que por eso estás aquí. Tu afán de protagonismo es enorme, pero te tendrías que haber currado un poquito más el personaje con un bigote, una capa, un buen logo en forma de gaviota y poderes que sean bien molones. Podrías tirar hielo al estilo Frozen sobre Catalunya y congelarnos a todos. Supongo que así es como pensabas solucionar el problema catalán, ¿no?
En fin, qué país. Ya lo veo dentro de cuatro días de bolos con Paquirrín o sentándose en el Deluxe recibiendo la entrevista que se merece. No como las que le hace Sandra Barneda con buenas palabras, educación y tacto. Durante los dos programas en directo en los que pudimos disfrutar de sus palabras, el niñato manejaba la información como un trilero de las Ramblas, y los periodistas de turno bailaban a su son sin apenas discutirle nada, en lugar de intentar desenmascararle o ir más allá. No lo entiendo, parece que les da miedo este pequeñajo que se atreve a mirar a cámara desafiante mientras amenaza a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y al ministro del Interior apoyado por un público entusiasmado que no deja de aplaudir. Por favor, que nos diga de una vez qué es lo que tiene. ¿Polaroids? ¿Vídeos comprometedores? ¿Es el amante secreto de alguien? Está claro que hay algo turbio en este pequeño Torrente, y yo lo quiero saber. Este tipo y nosotros como espectadores nos merecemos una entrevista a cuchillo y sin piedad. Quiero una cámara en su casa, conocer a sus padres, a su abuela de 90 años, con la que se supone que vive desde los 14, quiero entrevistas con exalumnos de su colegio, que la Pechotes nos hable de su relación, y quiero saber si de pequeño ya era así de repelente. Pruebas médicas de que es un auténtico megalómano o entender cómo un niño de 13 años va a mítines del PP vestido con traje y engominado. Lo quiero saber todo.
Igual la solución pasa por dejar de conceder entrevistas y abrir su propio canal de Youtube y colgar cada día un vídeo comprometedor de algún alto cargo del Gobierno. Estoy segura de que ganaría en visitas al propio Loulogio y de que los anunciantes se matarían para patrocinarlo. Pero parece que hay gente a quien no le interesa este programa. Hablo de sus creadores, los que le han visto crecer y ahora observan como la mascota ha salido del dibujo y tiene vida propia. Han creado un monstruo y ahora no saben cómo controlarlo. El pequeño Nicolás se ha convertido en el Jovencito Frankenstein y no hay quien lo pare.
Abramos ya una cuenta de Verkami para su canal de Youtube. Por favor, ¡lo necesito!

Publicado en el periódico el 14 de diciembre de 2014

lunes, 27 de octubre de 2014

Yo quiero ser una TuitStar


Hay unos ocho millones de usuarios de twitter en España y y teniendo en cuenta que hay famosos que tienen casi dos millones de seguidores, la verdad es que ocho millones me parecen pocos. Pero aunque san pocos, tocan bastante la pera, sobretodo al famoso que sale por la tele.
Hace mucho tiempo que no miro la televisión. Quiero decir que hace mucho tiempo que no me siento en el sofá para ver un programa de tele, luego me voy a la cama y espero ansiosa el día siguiente para comentarlo con los colegas en el trabajo. ESTO YA ES HISTORIA. Hace ya unos años, desde la aparición de las redes sociales, que miro/escucho los programas que me interessan mientras leo los comentarios que hace la gente en el twitter. Es mucho más divertido, aunque no ha todos les hace la misma gracia. Hay mucho famoso televisivo, que últimamente no para de criticar a la gente que le critica. “Que si hay impunidad en twitter, que cada uno puede decir lo que le de la gana, que no hay control, que no es justo...”
El famoso televisivo, normalmente lo es, porque a parte de talento (discutible en algunos casos) tiene un gran ego que alimentar. Un ego ambicioso que no se conforma con un programita diario o semanal de televisión. Crea una cuenta de twitter y sin hacer prácticamente nada ya obtiene medio millon de seguidores. El famoso emocionado, confunde a su followers con su club de fans y empieza el jaleo. Le tocará trabajar mucho, escribir a diario, decir cosas muy graciosas y no cobrar ni un duro por ello. Más bien le va a tocar pagar. Pagar el precio de la opinión real y sincera de la gente.
Cuando sales por la tele, puedes caer bien o mal, peor no lo sabes nunca con exactitud al cien por cien. La gente que tienes a tu alrededor, te hacen la pelota y te dicen que eres maravilloso y los datos de audiencia, no son significativos. Que te vean mil personas no significa que les caigas bien a las mil. Y que te sigan casi dos millones de followers no significa que les caigas bien a todos. Lo importante, en el caso del twitter y la tele es “la reacción”. En el twitter pasa como en el teatro donde la reacción del publico es inmediata. Si haces gracias se ríen y sino, se quedan callados. No hay trampa ni cartón. La cosa en twitter funciona de la siguiente manera: El famoso sale por la tele y el publico desde casa, comenta opina y si quiere, se dirige la presentador en cuestión y le dice lo que piensa. Sin filtros ni censura. Y claro, esto al famoso, a veces no le gusta. Porque a veces la gente es cruel, malvada, maleducada y déspota, llegando a decir cosas terribles o a insultar directamente. Ante estas duras palabras, el famoso televisivo acostumbra a reaccionar de tres formas distintas.
1. BLOQUEAR a la persona que le insulta. Es fácil. Ojos que no ven corazón que no siente. Táctica utilizada muy a menudo por Pilar Rahola que ha llegado incluso a poner denuncia en casos extremos de amenaza a su persona, demostrando que no hay tanta impunidad como algunos quieren hacer creer.
2. RESPONDER CON MÁS INSULTOS. Totalmente absurdo dar bola al que te critica .Contestándole, le das fuerza, visibilidad y haces que aumenten sus seguidores. Todos recordamos a Jordi Gonzalez insultando a una chica que le dijo que hacia telebasura.
@Dalvermedina Telebasura tu puta madre, guapa. (año 2011)
Supongo que 3 años más tarde, nuestro querido Jordi ya habrá aprendido la lección. Y la tal @Dalvermedina tambien, ya que cerró su cuenta.
3. DEJAR TWITTER: El famoso, harto de tanta crítica, cierra su cuenta y se marcha indignado. Esto estaría bien, si no fuese porque los insultos y las criticas se multiplican por mil y el famoso en cuestión, vuelve al cabo de 4 días con el rabo entre las piernas. Un ejemplo: Alejandro Sanz que no tardó ni medio día en volver. Un anónimo puede cerrar su cuenta y abrir otra con otro nombre, pero un famoso no puede cerrarse a si mismo. Su ego jamas se lo permitiría. Supongo que por eso siempre vuelve.
En el ranquing de famosos con más seguidores están: Andreu Buenafuente, Risto Mejide, Anna Simón, Berto Romero, Jordi Evole, Dani Rovira ... No digo que no sean graciosos ni inteligentes, pero estarán de acuerdo conmigo que tiene mucho más merito tener más de 100.000 seguidores siendo un anónimo. Son los llamados Twitstars y consiguen a sus followers con frases inteligentes, divertidas o idiotas. Al que dice cosas divertidas, le siguen personas divertidas y al que dice idioteces le siguen los idiotas y al que insulta, le siguen los cretinos. Pero al famoso, no le siguen solo los famosos, al famoso le pueden seguir todos. Es la grandeza del twitter. Es un gran mundo sin clases sociales, donde todos tenemos acceso a todos y todos podemos hablar con todos.
Si no quieres comunicarte con la gente de la plebe o el pueblo llano, no te metas en twitter. Y sobretodo, no les provoques. Si sigues por ejemplo a Maximo Pradera, automáticamente recibirás un tuit con el siguiente texto:
Bienvenido a mi TL Es un TL ABIERTO, no PÚBLICO. Este no es sitio para reñir, sino para APORTAR. Gracias. Max -via @justunfollow
Se cree el pobre, que con este aviso le van a dejar de criticar.
Famoso, tienes que aceptarlo. La vida desde la aparición del twitter no ha vuelto a ser la misma, La RAE ya acepta la palabra tuitear. Ya no tenemos conversaciones, tenemos hastachs y la gente no te quiere, la gente te sigue y si algo no les gusta pues te lo dicen. A mi me encanta. Claro que yo, siempre he sido de las que dicen las cosas a la cara, por eso me gusta tanto mirar la tele por twitter, porque allí, nadie me engaña. Y no por irte de twitter van a dejar de insultarte. Es como cuando te ponen los cuernos. Tu no lo quieres ver, pero te los están poniendo y twitter es la vecina cotilla que te lo dice.
Publicado en el Periódico 26/10/2014

miércoles, 15 de octubre de 2014

Putas palabras

La gente valora más las palabras que los hechos.


Tienes razón, pero fallas el tono. Eres demasiado dura, demasiado directa, poco sensible. Pero tienes razón.



Pues si tengo razón, ¡tengo razón! Qué importa el puto tono o la mierda de vocabulario que utilizo para decir las cosas.

Lo importante es lo que haces no como lo dices.

Las palabras están sobrevaloradas

Anda que no ha habido evolución antes de que se pudiese hablar.

Putas palabras.

Me cago en todos los poetas, cantantes, articulistas, escritores y demás. Me envío a la mierda a mi misma.

Yo que soy escritora, me cago en la palabras. Estoy harta ya. Harta de darle tanta importancia a cosas que no la tienen.

El problema es que eres muy dura ….
o igual tu demasiado sensible...
 
Pues ves al psicólogo si no eres lo suficientemente fuerte como para aguantar una conversación conmigo sin sentirte atacado, dolorido o anulado.
¿en serio que tengo tanto poder como para anularte?

¡Venga va!¿ Vamos a crecer todos un poco ya no?

Y no grito. Hablo fuerteeeeeeeee!!!!!!!!!

Y si se escuchar, lo que pasa es que tu eres muy plastaaaaaaaa!!!!

Bufff
Ya me he desahogado.

Ya sabes lo que hay que hacer. Crecer.

viernes, 26 de septiembre de 2014

EL DESPECHO DE LA OTRA



Todas hemos sido, somos o seremos, la Otra alguna vez en la vida. ¿Quién no se ha enamorado de alguien casado y ha creído que este algún día dejaría a su mujer? La verdad es que esto no pasa jamás y el nivel de odio al dejar esa relación puede ser muy superior al de una relación convencional. Aunque no todo el mundo es capaz de asumirlo. Todos conocemos al que después de una ruptura te dice: «¡Pues yo me llevo muy bien con mi ex! Cortamos de una forma muy madura y deseo que sea muy feliz». ¡Mentira! Eres humana y le deseas lo peor. Que muera triste, solo y te eche de menos el resto de su vida mientras tú compartes la tuya con un ser maravilloso. Que todavía no existe, pero que ya llegará.
Cada día rompen 350 parejas en España. El hombre o la mujer pasa de ser tu media naranja a tu Ex. Esta palabra tan horrorosa, que a veces incluso parece que vayamos a vomitar al pronunciarla. Cuando el amor de tu vida se convierte en tu Ex, empieza un guerra que solo acaba el día en que uno de los dos encuentra una nueva pareja. Esto no ocurre cuando eres la Otra. Esa guerra nunca la vas a ganar porque tu Ex ni siquiera ha empezado a jugar. No deja a su mujer y por lo tanto gana la guerra sin tener que hacer nada. Solo manteniendo la situación. Esa situación que siempre se aguanta por los hijos, por el qué dirán o por los asuntos fiscales que tiene el matrimonio en común, como en el caso de Jordi Pujol Ferrusola. Tú estás desvalida, triste y débil, pero algo dentro de ti te dice que vas a recuperar la fuerza y vas a hacer algo grande, muy grande: vengarte.
Esto es lo que ha hecho nuestra querida Victoria Álvarez, la Otra de Pujol júnior, la molt honorable Otra, convertida en la heroína de todas las Otras. Ha sacado los trapos sucios a la luz, con tanta mala leche, que es posible que incluso mande a su examante a la cárcel. Ahora mismo debe de estar en casa frotándose las manos, acariciando un gato y repasando aquellos mensaje y mails no respondidos, pensando en los valiums que se ha tomado durante las largas noches de soledad y recordando con rabia aquel viaje en primera clase en avión a Madrid, donde lo conoció a él. Al hombre que unos años más tarde le rompería el corazón.
Ahora Victoria es una estrella mediática, la entrevistan en los periódicos, las radios, La Sexta Noche, Espejo Público, conversa con Jiménez Losantos... Me pregunto cuál será su próxima actuación: ¿un cameo en La que se avecina? Igual sí. ¡Ella se merece esto y más! Largos años de relación terrible pero... ¡con muy buen sexo! le dijo a Rociíto en el programa Hable con ellas de Tele 5. La verdad es que no tiene demasiado mérito, es sabido por todos que los amantes lo son por eso, si no existiera el sexo, para qué querría Jordi Pujol Ferrusola la compañía de Victoria, ¿para que le aguantara el maletín y le llevara el toblerone? No lo creo. ¡Ella se mantenía escondida y callada! Por amor y por miedo, dice. Hasta que un día, mirando a los ojos de su hijo se dio cuenta de que tenía que contar la verdad, por moral, por el país y porque hay que hacer las cosas bien.
¡Di que sí, Victoria! Esconde tu rabia de la Otra y haz creer al mundo que lo haces por honradez. Que cuando ibas a Andorra a comprar los quesos kiri y tu amante sacaba bolsas con billetes de 500 del maletero del Lamborghini, tú no te dabas cuenta de nada. Que cuando dejaba 400.000 euros en el banco, era porque pesaban mucho y después le dolía la espalda. Que tú estabas tan enamorada que no escuchabas aquellas conversaciones de teléfono con gente extraña, ni veías aquellas cajas fuertes rebosantes de billetes. No decías nada ni pensabas nada... solo te movías por amor.
Pero claro, se fue el amor y vino la realidad en forma de micrófono en un triste florero, acompañado de una mala amiga que se aprovechó del triste momento que estabas pasando. Lo largaste todo con la rabia que tiene la Otra. Esa rabia provocada por el silencio de estar siempre en segundo plano y escondida sin poder contar nunca nada a nadie. Pero entonces se te presentó la ocasión y sacaste todo el veneno sin pensar que te podían estar grabando y ese fue tu mayor error o tu suerte más grande. De repente viste la luz. Allí estaba la venganza que estabas esperando. Esa grabación te podía convertir en una cómplice o en una heroína y decidiste que ya era hora de salir del armario, por todo lo alto. Como todas las Otras del mundo sueñan que algún día lo harán. Saliste a la luz como la Otra se merece.
Y desde aquí yo te digo, querida Victoria, la guerra con tu Ex está más que ganada. Pero la que tienes contigo misma, querida, esa creo que la perdiste hace tiempo. La perdiste el día, que subida a aquel coche de lujo, no tuviste la valentía de salir, dar un portazo, coger el Alsina Graells y entrar en una comisaría. Eso sí que hubiera sido valiente. Lo de ahora es... pues eso: el despecho de la Otra. La que nadie quiere y a nadie le importa.


Publicado en El Periódico el 14/09/14 

lunes, 26 de mayo de 2014

GRACIAS MALDITOS!


Ultimo monólogo de la temporada en el Cine Maldà. La verdad es que ha sido un lujo, un placer y una alegría enorme compartir este proyecto Con Martín Piñol. Un amigo con talento. Una de esas buenas personas que cada día que te lo encuentras das gracias a la vida por haberlo conocido. Un tipo que hace que vuelvas a confiar en la especie humana. Es buena persona y no es gilipollas. Tiene arte y sus monólogos están llenos de acidez, ironía e humor inteligente. Ha programado este ciclo de Malditos Cómicos tan bien, con tanto cariño e inteligencia que seguro que la temporada que viene volvemos. Me gustaría que hubiera más chicas, pero parece que para esto del humor somos pocas. Siempre cae esta pregunta cuando alguien me entrevista.

¿Por qué hay tan pocas chicas que hacen humor? 

Y de tanto responder a eso, he llegado a una conclusión. El humor divierte pero no vende. El 90% de los anuncios de la tele, prefieren utilizar un cuerpo bonito antes que un discurso divertido. Parece que el humor no da credibilidad. Esto lo vemos cuando hay galas de premios. Siempre ganará el texto dramático antes que la película, serie o obra de teatro de humor. Como si hacer humor fuera tan fácil. NO LO ES. Hacer reír es muy muy muy difícil. Y para vender un yogur, prefieren poner una tía medio en bolas antes que una vestida diciendo cosas divertidas. Muchas mujeres, desgraciadamente, se preparan desde pequeñas para estar buenas. Su familia, los amigos, la sociedad, los anuncios de la tele ... liposucciones, pechos operados, labios asiliconados... presentadoras lerdas pero guapas y presentadores inteligentes pero feos de cojones. ¿Ustedes creen que si Jorge Javier fuera una mujer estaría dónde está? ¿Creen que la chica que acompaña a WYOMING en el Intermedio estaría allí si fuera fea? Pues no. Nos han preparado para estar buenas, no para ser divertidas. Yo he tenido la suerte de pertenecer a una de esas familias que dan collejas y no tratan a los niños como si fueran idiotas. Jamás he crecido pensando que triunfaría al ser guapa. Tampoco tenia muchos amigos en la escuela y cuando me cambiaron a otro cole al hacer BUP me esforcé mucho en gustar, pero no desde el físico (yo era una niña muy mona pero nada creída) y supongo que por eso desarrollé mi sentido del humor que me ha SALVADO la vida en muchas ocasiones. Es importante reírse de uno mismo para soportar el día a día a veces  y hacer reír a los demás es una de las sensaciones más bonitas que pueda tener una. Y más ahora, en estos tiempos donde reina tanto cabrón suelto.

Este año he cumplido los 40 y por fin de año me hice un propósito que he cumplido a raja tabla:

ALEJARME DE LA GENTE TÓXICA Y RODEARME DE GENTE BUENA
 

Los buenos son menos, es cierto. Pero no importa, yo siempre he sido de minorías. No me gustan las bodas ni las cenas de más de 10 personas. Valoro a los pocos amigos que tengo y cuando encuentro a uno de nuevo, me lo quedo como si fuera un tesoro. Esto me pasó con Martín Piñol y Natalia. Una pareja buena y una buena pareja. Juntos han llevado el proyecto de los MALDITOS CÓMICOS i el CINE MALDÀ muy arriba. Con profesionalidad, talento y haciendo las cosas bien. OS PROMETO, que a mis años he trabajado en muchos sitios y he conocido a muchas gente y eso no es nada HABITUAL.

Confió volver a trabajar con ellos y mes despido del Maldà con un... hasta pronto y gracias. Un placer enorme.

PD: Aprovecho la ocasión, para deciros que si podéis y estáis en Barcelona. Vayáis a ver LOSERS. Dirigida y escrita por MARTA BUCHACA mi querida hermana, una de las personas más divertidas y con mas talento que conozco. Pasa de la risa al drama con un arte y una naturalidad que te deja frita sentada en la silla de la Sala Villarroel. ¡No os la podéis perder!


viernes, 2 de mayo de 2014

RABIETA



 


  • La envidia es muy mala. La gente que la sufre, realmente la sufre.  
Notas que se  ponen muy nerviosos cada vez que tu vas a hacer algo bonito, importante o divertido.
Su tono de voz cambia, su mirada se desvía 
  y tu no entiendes que pasa.
Lo sufre él, con lo que a ti esto debería darte igual. Pero no.
La gente envidiosa no suele conformarse con su rabia. 
La proyectan contra ti pero jamás reconocerán que es eso. 
Malas caras, pocos argumentos, mal rollo disfrazado de ansiedad.
 Es todo muy raro. 
El tiempo y las repetidas ocasiones en que este ser se
 comporta de modo extraño y maleducado, 
hace que te des cuenta
de que el problema es que siente envidia de ti. 
Compite contigo. 
Juega solo una guerra absurda contra ti. 
Lo más lamentable de eso  es que algunas veces, esta persona, es 
 
TU PAREJA
 
Hay algo mas triste,más cutre y rastrero 
que alguien que te quiere
no se alegre de que las cosas te vayan bien?
Bueno, igual no te quiere... 
puerta y a otra cosa mariposa. 
Que mala es la envida 

Como dice mi querido amigo Spin:  
Chúpate esa marquesa que la traen de fresa y toma del frasco carrasco  

domingo, 9 de marzo de 2014

HER


Enamorados de nosotros mismos. Una relación fácil. Puedes apagarla si no te gusta. Piensa lo mismo que tu, va dónde vas tú y mira todo lo que te ves. No tienes secretos para ella, lo sabe todo de ti. Lee tus mails, redacta tus cartas y decide cosas por ti que a ti te gustan y te parecen bien. Esta dentro de tu ordenador y por lo tanto dentro de ti! Es la parte atrevida de ti. Un futuro no muy lejano. Yo paso más horas con mi I-phone que con cualquier otro amigo. Final complicado como los que tienen rodas las relaciones absurdas. 
El ordenador es tan inteligente que necesita más. Quiere aprender más, conocer a más gente y enamorarse más. En cambio, el humano lerdo se conforma para el resto de su vida con un acompañante que vaya con él a todos lados. La maquina está tan por encima del humano, que decide abandonarlo después de haberlo aprendido todo sobre él. Quiere más. No tiene el componente afectivo que tenemos los humanos, por lo tanto, vive el amor de una forma fría y distante, por eso abandona. Porque no comprende la dependencia emocional que implica estar enamorado. NO ES ADICTO AL OTRO. 
Igual en un futuro prohíben el amor porque es claramente perjudicial para la salud y nos obligan a tener relaciones como en la Edad Media. Sin amor, pero practicas y para toda la vida.


LO PEOR DE  HER: Poco creíble que una maquina se enamore de un hombre. Se comporta como si lo estuviese pero es imposible que lo esté. Lo que sitúa al hombre, estupendo Joaquín Phoenix, en un tipo demasiado tonto para creérselo. Pero también es verdad, que se acaba de separar, esta ultra depresivo y el pobre se agarra a lo que puede. Cuantas veces nos hemos enamorado de tipos idiotas que no nos quieren y nos creemos que si? pues eso. Pero que la maquina se enamore de él no cuela. 


LO MEJOR DE HER: Las mil reflexiones a las que puedes llegar después de ver la peli y la banda sonora. Os dejo con la canción nominada al Oscar.



domingo, 2 de marzo de 2014

TIEMPO

Mi abuela me lo decía, mi madre me lo decía... todos los mayores lo decían cuando yo era pequeña... y era cierto. De golpe, sin saber cómo ni porque, el tiempo empieza a correr a una velocidad que asusta. Un año te parece nada, 10 años están a la vuelta de la esquina y de repente, se te cae el mundo encima en forma de TIEMPO. Este nos aplasta como si fuéramos hormigas y no sabemos qué hacer. No sé si esta sensación va a desaparecer o al contrario ... va a ir en aumento. Pánico es lo que siento al pensar que esto pueda ser así. De los 20 a los 30 la vida pasó muy lenta, me pasaron muchas cosas... y de los treinta a los 35 igual. Pero a partir de los 35 es cuando la cosa se acelera... me da la sensación de que ya no tengo tiempo de nada, que lo único que puedo hacer es vivir el presente cada segundo con más ganas y que mirar a atrás no sirve de nada. El pasado ha muerto y el futuro no existe. Este presente me gusta. Estoy tranquila y en paz, pero me da mucha rabia que los meses pasen como si nada. Hay días en los que no hago nada bueno y me siento muy mal. Nunca había tenido tanta necesidad de aprovechar. No quiero ser mayor, no me siento todavía preparada. Nunca he entendido a las mujeres guapas que se quitan años. siempre he pensado: ¿Es mejor que piensen que eres mayor y que te conservas muy bien no? es mejor esto que no que la gente de diga... ¿tienes 50 años? pues chica, ¡estas fatal! Esto lo he pensado siempre, pero de pronto, a punto de llegar a los 40 cambio de opinión. No es que quiera parece más joven, ¡es que lo soy! ustedes me han visto? No soy una señora. Si de repente le dijera a todo el mundo que tengo 35,... pues igual, me lo creo incluso yo.  Igual por eso la señoras mienten sobre su edad, no para engañar a nadie, ni siquiera a sí mismas... ¡lo hacen para engañar al TIEMPO! Mi abuelita murió con 85 años, pero igual la bandida tenía 120! era tan guapa :-)