domingo, 11 de junio de 2017

MATAR AL PADRE

Matar al padre es una figura metafórica que utilizaba Freud para expresar el momento en el que las personas maduramos y dejamos a los padres apartados. Es difícil de explicar y nada fácil de hacer. No se trata solo de buscarse un apartamento, asumir todos los gastos y no utilizar más la contraseña del Movistar plus. Lo realmente valiente y lo que mata al padre de forma definitiva es el hecho de dejar de admirarle como un niño y verle como realmente es. Con sus defectos y sus virtudes. Un proceso que puede ser muy doloroso si no estamos preparados para aceptar y asumir la verdad.
Algo parecido le ha pasado a Catalunya con su padre. No es que este sea un hombre bueno ni honrado. Para nada. Pero en el pasado era un abanderado de la moralidad, la justicia y el trabajo bien hecho. Sí, les hablo del señor Pujol, el patriarca. Su mujer y sus siete hijos merecen una categoría aparte. Freud tendría que volver a nacer para poder entender y analizar en profundidad a esa oscura familia. La generación de mis abuelos y mis padres creció con ese modelo, que idolatraba y seguía con admiración. La muerte metafórica del padre ha provocado un terremoto emocional tan fuerte y tan irreversible que dudo de que esa generación pueda superarlo jamás.
Pero a mí esto ni me sorprende, ni me entristece ni me afecta en absoluto. Mi generación es inmune a los efectos de la corrupción. Ahora mismo, no hay ni un solo político por el cual yo pueda meter la mano en el fuego. Ni uno. Nadie me merece una confianza eterna como la que consiguió el molt honorable con mis padres. Confiaban a ciegas en ese líder que incluso pasó por la cárcel para defender a su patria. Eso solo nos demuestra que nuestro país no es mejor que ningún otro. Ni es superior en nada, ni se salva de la corrupción. Hasta el más noble de los hombres se puede pasar al lado oscuro. Lo triste de esta actualidad política en la que nos ha tocado vivir, lo realmente terrorífico, es que las instituciones están tan desgastadas que cuando se presente a las elecciones un nuevo Hitler, este ganará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario